Project Description

Área temática: Presupuesto y Lineamiento de Proyecto

Lugar: Algarrobo, V – Valparaíso

Período de ejecución: 2015

Financiamiento: Buscando financiamiento

Monto: $2.844.220

Estado: Por Ejecutar

Presupuesto y Lineamiento de Proyecto

“Manejo de los Humedales en Algarrobo”
2015

I. Antecedentes

Algarrobo es una comuna privilegiada desde el punto de vista ambiental: en sus casi 20 km de extensión longitudinal, se suceden 14 microcuencas que forman al menos 7 humedales de gran importancia por la biodiversidad regional.
En efecto, el Ministerio de Bienes Nacionales declaró recientemente el Humedal de Tunquén como Santuario de la Naturaleza por la riqueza de la flora nativa que ahí se encuentra. Este nuevo sitio se une a los otros dos santuarios naturales ya existentes en la comuna: el islote Pájaros Niños y el peñón de la Peñablanca (ambos susceptibles de ser considerados “humedales marinos” bajo la definición de la Convención de Ramsar de 1971, el tratado internacional ratificado por Chile en 1981 que protege los humedales de relevancia internacional para las aves migratorias).
Los demás humedales de Algarrobo son igualmente notables por su belleza paisajística y la riqueza de especies que albergan. He aquí una pequeña reseña de cada uno:

Humedal El Membrillo: Formado por una laguna costera, una albufera (dunas sujetas a inundación de agua salobres) y dos esteros confluentes, este humedal sirve de sitio de nidificación o tránsito de numerosas especies de aves residentes y migratorias. Se han identificado más de 90 especies de aves, anfibios y reptiles asociados a su ambiente palustre, algunos de las cuales en grave peligro de conservación. La quebrada por donde corre el estero El Membrillo alberga especies de flora endémica de la región central, como la palma chilena, y su cauce se ha trasformado en una agradable excursión para los visitantes. Lamentablemente, este humedal está amenazado por proyectos inmobiliarios que pretenden construir edificios sobre la albufera del humedal, es decir, sobre el terreno sujeto a inundaciones periódicas por lluvias invernales e infiltración marina. La Fundación Kennedy se opone a cualquier proyecto que interfiera con el humedal y trabaja por declararlo Santuario de la Naturaleza para Chile.

Quebrada El Yeco: Cubierta por una abundante flora nativa, la quebrada de El Yeco (o San Patricio), en el sector Mirasol, es un hermosos humedal que alberga especies de gran valor ecológico (como ejemplares relictos de canelo y patagua) o en peligro de extinción (como yacas y ranas chilenas).

Humedal San Gerónimo: Importante laguna costera donde nidifican taguas y huairavillos. Su equilibrio ecológico se ve afectado por la presencia de condominios y la alta concurrencia de visitantes a las playas circundantes.

Humedal Santa Teresita: Ubicado en el corazón de la comuna, al lado de la iglesia parroquial, su espejo de agua se está cerrando por un proceso de relleno natural (eutrofización). Este proceso se acentúa con la presencia de eucaliptos que absorben una gran cantidad de agua de este humedal.

Humedal Tranque Roto: La proliferación de la planta “huiro verde” ha mermado la biodiversidad de este humedal, pero ha creado las condiciones propicias para la nidificación de tagüitas.

Quebrada Las Petras: Límite natural entre las comunas de Algarrobo y El Quisco. Es parte del parque comunal El Canelo y conserva algunas especies vegetales de importancia (pataguas, canelos).

II. Objetivos

El objetivo principal del presente proyecto es preservar los humedales de Algarrobo y mejorar sus infraestructuras, y de este modo conservar la riqueza y abundancia de las especies nativas.
El logro de este objetivo conlleva necesariamente alcanzar otras metas, tales como el control de especies invasoras, mejorar cercos perimetrales, reparación de señalética y mantención de la limpieza.

III. Problemas Ambientales

a) Desarrollo inmobiliario.
La comuna ha experimentado una desordenada expansión urbana en los últimos veinte años. Muchas veces las empresas inmobiliarias, aprovechando las incongruencias de un plano regulador que data de 1997, han construido condominios en terrenos situados en proximidad a los humedales afectando el equilibrio ecológico de esos ecosistemas.
La mayor densidad de viviendas ha traído como consecuencia, además, el aprovechamiento de aguas para riego de jardines por medio de extracción hídrica desde cursos naturales y napas subterráneas que ha provocado una merma considerable en los cauces de nuestros humedales.

b) Especies exóticas invasoras.
Las especies exóticas invasoras (como zarzamoras, aromos y eucaliptus) son un problema en cuanto restan espacios a la flora nativa. De todas las especies introducidas, la más nociva para los humedales es el eucalipto (Eucalyptus sp.) que absorbe más agua que otros árboles, desplaza la flora nativa y reduce la fertilidad de los suelos (Fuente: FAO, 1986).
En muchos de nuestros humedales se encuentran especies exóticas de plantas que requieren un control para evitar su propagación descontrolada.
Por otro lado, la presencia de perros vagos se está transformando en una emergencia ecológica. Porque buscan alimentos entre la vegetación de las dunas de los humedales, donde nidifican queltehues y pilpilenes, comiéndose los huevos y polluelos. Además, los perros extraen comida de basureros y esparcen los desperdicios por el terreno. La Fundación está proyectando la construcción de cierres perimetrales que protejan la avifauna de los humedales.

c) Manejo de residuos.
La presión ejercida por el aumento de visitantes a humedales y playas aledañas se refleja en un aumento del volumen de residuos plásticos y orgánicos que contaminan los espejos de agua y sus zonas intermedias (ecotonos). La Fundación trabaja en coordinación con la Municipalidad para mantener limpios estos ambientes, pero nuestra capacidad se ve sobrepasada con el aumento de veraneantes en los meses de enero y febrero.

d) Falta de infraestructura, paneles informativos y señalética.
La falta de infraestructura adecuada se suma a la destrucción de la ya existente por parte de visitantes poco sensibles a cuestiones ambientales. Este problema se agudiza en los meses de verano, cuando algunos jóvenes se divierten por la noche en fogatas alimentadas con barandas, cercos y miradores de madera instalados en nuestros humedales.
La educación ambiental podría mejorar con la instalación de más paneles informativos que instruyan a los visitantes sobre la importancia de los humedales y la rica biodiversidad asociada a ellos.
Por último, mejorar la señalética ayudaría a evitar el ingreso de vehículos motorizados y perros sin correas a los ambientes protegidos y, en general, a difundir las normas de protección de los humedales.

IV. Plan de Trabajo

El plan de trabajo depende de las necesidades de cada humedal. Sin embargo, algunos poseen exigencias de conservación similares que pueden ser sintetizadas en los siguientes puntos:
• Control de especies exógenas: La Fundación identificará los humedales afectados por la presencia de especies vegetales invasoras y procederá a su retiro gradual en los meses invernales. Esta etapa requerirá un trabajo coordinado con la Municipalidad y CONAF.
• Mantención de limpieza: Se requiere limpiezas periódicas de las riberas de humedales y de sus espejos de agua. Para ello la Fundación contratará un guardián de humedales que hará rondas semanales de control y limpieza de los humedales. Organizaremos mingas de limpieza el primer domingo de cada mes. Reinstalaremos basureros en mal estado.
• Reparación de infraestructura: Se reparará infraestructura dañada: barandas en los humedales El Yeco, San Gerónimo, Tranque Roto; escalas en El Yeco; mosaicos en El Membrillo.
• Instalación de paneles informativos y señalética: Se proyecta instalar señalética municipal en El Membrillo y paneles informativos sobre flora y fauna en los humedales de El Membrillo y Los Claveles (quebrada del Pacífico).
• Plantación de flora nativa: Durante el otoño se reforzará con plantas nativas el cerco colindante con San Alfonso en el humedal El Membrillo. Se reemplazará las plantaciones de pitosporos (Pittosporum tobira) por árboles y arbustos nativos en el cerco divisorio con San Alfonso del humedal San Gerónimo.
• Protección del humedal El Membrillo: Con el objeto de preservar la belleza paisajística de El Membrillo y proteger la flora y fauna nativa que ahí se encuentra, la Fundación inició los trámites para obtener la declaración de este humedal como Santuario de la Naturaleza.
Presupuesto General
Categoría Costo Precio
Erradicación de especies invasoras Palas de excavación
($9.690 X 4) $38.760
Picotas ($12.190 X 3) $36.570
Chuzos (12.990 X 2) $25.980
Guantes de cabritilla (2.990 X 10) $29.990
Botas de goma (6.590 X 5) $32.950
Benzina para motosierra $50.000
Bolsas para la basura (700 x 10) $7.000
Mantención de limpieza Mano de obra $350.000
Bolsas para la basura (700 x 20) $14.000
Guantes (2.990 x 3) $8.970
Reparación de infraestructura Mano de obra $250.000
Diseño de paneles informativos $80.000
Materiales $700.000
Coordinación de proyectos Remuneración del profesional de Fundación Kennedy $900.000
Protección humedal El Membrillo Costos administrativos $320.000
TOTAL ESTIMADO $2.844.220