Hace varios años, patos y gansos domésticos, llegaron a vivir a la Laguna de Zapallar. Eran mascotas de algún hogar que terminaron en el humedal. Como fundación nos dimos cuenta del daño que estaban haciendo en ese ecosistema, generando un descenso de las aves nativas. Esto al competir por comida, y por apropiarse de los escasos lugares de nidificación. La tarea no era fácil, toda la comunidad amaba a estas mascotas y las alimentaban constantemente. Luego de 2 años de informar a la comunidad a través de notas de prensa y visitar las juntas de vecinos, el 13 de Junio pudimos trasladar a estas aves. Este proyecto fue ejecutado y financiado por Yes publicidad, el SAG, la Municipalidad de Zapallar y Fundación Kennedy. Hoy las aves del humedal están volviendo y las aves domésticas son cuidadas en una granja educativa de la Universidad de Chile.